09 enero 2014

Consejos para adiestrar un perro agresivo, frenar una conducta agresiva


Morder o enseñar los dientes son claros signos de agresividad, este tipo de comportamiento puede ser peligroso para ti y otras personas, para corregir la agresividad de tu perro, te damos unos simples consejos que quizá pueda ayudarte. 


  • Decir "No"
Como propietario de un perro, es a ti a quien debe escuchar. Cada vez que veas que se vuelve agresivo, sólo di un fuerte "No". Como alternativa, puede usar un silbato o un juguete , pero puede que a veces no tengas algo a mano, así que usar tu voz es lo más conveniente.

  • Castigo
Otra forma de frenar el comportamiento agresivo del perro es castigarlo (Nunca un castigo físico) cuando  llega a un estado de agresividad, envíalo a un lugar aislado o a su jaula, cojín etc.., mostrandole que no quieres jugar con el.

Debe aplicar este castigo inmediatamente después de que tu perro empieza a ser agresivo, por lo que él sabrá la razón de su castigo, si nunca lo pillas infraganti no merece la pena , porque el perro no sabrá porque lo estas castigando.

  • Premio
Si cada vez que tu perro se comporta de una manera agresiva y al aplicar el consejo del "No" te hace caso y se tranquiliza dale un premio o golosina para recompensar ese estado de animo. Por lo tanto siempre relacionara un estado de animo tranquilo y obediente con los premios y golosinas y poco a poco disminuirán los estados de agresividad.

  • Ejercicio
Hacer ejercicio de forma regular aporta un montón de beneficios para tu perro. De esta manera, es capaz de gastar su energía, mantenerse en forma y llevar una vida saludable. Además , hacer ejercicio quema el exceso de energía de tu perro y será menos probable que se vuelva agresivo. 

Con un paseo diario de entre 30 a 45 minutos es más que suficiente, si tienes la oportunidad de correr con el en un parque o en la playa mejor que mejor, ya que ambos se beneficiaran.

Cosas que no debe hacer

No trates de corregir el comportamiento agresivo de tu perro con golpes y castigos físicos, sé  más astuto que él.  Esto no va a tranquilizarlo, todo lo contrario lo hace más peligroso todavía.
No castigues si no lo pillas infraganti, el no puede asociar el castigo con su agresividad y esto sólo lo confundirá.
Evita juegos que estimulan el comportamiento agresivo.