13 diciembre 2010

El aseo diario para tu perro

El aseo diario para tu perro

El aseo que se practica de forma regular es un hábito saludable para su perro, e incluye cepillar el pelo, cepillar los dientes, bañarlo, revisar los ojos, orejas y patas y examinar la piel.
La higiene también puede ser algo divertido si se empieza lo suficientemente pronto y su cachorro se acostumbra, recibiendo siempre muchas felicitaciones y premios.


Cepillado
 
Para muchos perros el cepillado es una experiencia agradable. Él se siente mejor y a usted le ofrece la oportunidad de observar si aparecen bultos extraños bajo la piel, erupciones, zonas calvas, dolor, piel pálida o escamosa. La presencia de algunas áreas escamosas no necesitará atención médica pero siempre debe consultar a su veterinario si observa algo de lo que no esté seguro.

Cepillar los dientes
 
Puede ser más agradable si se usa una pasta dentífrica aromatizada especial para perros. Llénelo de caricias y elogios para que le permita observar y limpiar sus dientes. Siempre debe comprobar si tiene mal aliento, si las encías están hinchadas o enrojecidas, y si tiene demasiado sarro con lo que sus dientes se ven amarillos o marrones.

Baño
 
A muchos perros les gusta el agua y si se usan juguetes, la hora del baño será aún más divertida. Recuerde utilizar un champú especial para perros y que no debe bañarlo con demasiada frecuencia.

Revisar los ojos, orejas, patas y piel
 
Esta revisión también forma parte de la rutina de limpieza. Premie a su perro para que permanezca sentado mientras usted comprueba que:

1- No hay secreciones oculares.
2- Los oídos no huelen mal y no hay ningún signo de infección.
3- Las patas no tienen cortes ni ningún material enganchado.
4- La piel no presenta bultos ni erupciones. 

No hay comentarios: