El aseo diario para tu perro

El aseo diario para tu perro

El aseo que se practica de forma regular es un hábito saludable para su perro, e incluye cepillar el pelo, cepillar los dientes, bañarlo, revisar los ojos, orejas y patas y examinar la piel.
La higiene también puede ser algo divertido si se empieza lo suficientemente pronto y su cachorro se acostumbra, recibiendo siempre muchas felicitaciones y premios.


Cepillado
 
Para muchos perros el cepillado es una experiencia agradable. Él se siente mejor y a usted le ofrece la oportunidad de observar si aparecen bultos extraños bajo la piel, erupciones, zonas calvas, dolor, piel pálida o escamosa. La presencia de algunas áreas escamosas no necesitará atención médica pero siempre debe consultar a su veterinario si observa algo de lo que no esté seguro.

Cepillar los dientes
 
Puede ser más agradable si se usa una pasta dentífrica aromatizada especial para perros. Llénelo de caricias y elogios para que le permita observar y limpiar sus dientes. Siempre debe comprobar si tiene mal aliento, si las encías están hinchadas o enrojecidas, y si tiene demasiado sarro con lo que sus dientes se ven amarillos o marrones.

Baño
 
A muchos perros les gusta el agua y si se usan juguetes, la hora del baño será aún más divertida. Recuerde utilizar un champú especial para perros y que no debe bañarlo con demasiada frecuencia.

Revisar los ojos, orejas, patas y piel
 
Esta revisión también forma parte de la rutina de limpieza. Premie a su perro para que permanezca sentado mientras usted comprueba que:

1- No hay secreciones oculares.
2- Los oídos no huelen mal y no hay ningún signo de infección.
3- Las patas no tienen cortes ni ningún material enganchado.
4- La piel no presenta bultos ni erupciones. 

Es bueno premiar a nuestro perro con comida?

Los perros y muchos otros animales aprenden nuevos trucos fácilmente si son recompensados por su esfuerzo. El aprendizaje requiere de refuerzo, ya sea positivo o negativo. La comida es un buen ejemplo del refuerzo positivo. Un refuerzo negativo es, por ejemplo, el ejercer presión sobre las costillas de un caballo al montarlo. La presión se mantiene o se aplica varias veces hasta que el caballo comienza a caminar. Cuando el caballo se empieza a mover, la presión desaparece, y eso constituye un refuerzo. La clave para un entrenamiento eficiente y divertido consiste en identificar la recompensa que funcione mejor con cada perro.

El inconveniente de usar comida para entrenarlo es que, a la larga, el perro seguirá esperando ese tipo de recompensa para poder trabajar, y se negará a hacerlo si no se le ofrece algo apetitoso para estimularlo. Lo ideal es que poco a poco se vaya disminuyendo la cantidad de premios en comida, y se vayan supliendo con caricias y palabras suaves y alentadoras.


Sin embargo, si decides que darle un sabroso premio o golosina es lo justo por realizar un trabajo bien hecho, debes procurar que lo que le des no le haga daño, y que la cantidad de golosinas o premios no sea lo suficientemente grande como para hacerle perder el apetito, o peor aún: para provocar un serio problema de obesidad en tu perro. Procura evitar los alimentos altos en grasa, y jamás le des chocolate, pues podrías intoxicarlo seriamente.


Algunos entrenadores sugieren el dar juguetes en lugar de comida, ya que al recompensar a un perro con su juguete favorito, se le premia dándole un refuerzo positivo e inmediato. Intenta darle su pelota o juguete cuando hace algo bueno. Déjalo que lo muerda un minuto y retiralo para repasar la lección. Obviamente, la desventaja de este método es que, al igual que ocurre con la comida, tu perro solamente hará lo que le pides si observa que llevas el juguete en tu mano.


Nuestra sugerencia es que poco a poco vayas retirando los premios con comida o juguete, y lo hagas de manera esporádica, por ejemplo, cada que termines una sesión de entrenamiento. Después de que le hayas pedido varias veces a tu perro que cumpla la orden que le pediste, prémialo y déjalo descansar hasta la siguiente sesión. En este caso, déjale el juguete por más tiempo (unos 10 o 15 minutos bastarán).

Nunca castigues a tu perro dejándolo sin comer o beber, ya que de hacerlo, solamente conseguirías el efecto contrario: tu perro ya no va a querer trabajar más, pues no entiende exctamente la razón por la que lo has dejado con hambre o sed. Esta es una manera muy cruel de tratar de enseñar a un perro a hacer las cosas. Te podemos asegurar que si quieres obtener resultados rápidos, el refuerzo positivo es la manera más fácil de conseguirlo.

Las sesiones de entrenamiento no deben ser tediosas para ninguno de los dos. Si te frustra el que tu perro sea de lento aprendizaje, suspende la sesión e inténtalo más tarde. Muchas veces se necesita más paciencia de la normal con algunos perros. Si este es tu caso, trata de ir al paso de tu perro, y no lo presiones demasiado.


Referencia: http://www.tuperro.com.mx

Raza Galgo español: Origen, aspecto

INTRODUCCIÓN:

El Galgo Español fue por mucho tiempo el perro favorito en la cacería de liebres en España. Más tarde su fama continuó en el lucrativo deporte de las carreras de perros, donde aun es un esplendido canino. En el presente no es sólo un gran perro para los deportes, también se le mantiene como mascota donde demuestra ser un compañero de excelentes aptitudes.

ORIGEN:
Es posible que la raza original haya sido el Podenco Ibicenco. Aunque algunos conocedores estiman que al igual que este podenco de las Baleares fue llevado a la península Ibérica por los Fenicios. En otras palabras, desciende del mismo perro que el Podenco Ibicenco; una raza hermana.

A tal raza, que aunque fuera de las Baleares ya llevaba considerable tiempo en la península, se le cruzó libremente con el Sloughi (Galgo Árabe) durante la ocupación de los moros en el centro y sur de España. Más tarde, ya en tiempos recientes para las carreras de perro, se le agregó mucho del Greyhound (Galgo Inglés). Como resultado se logró un galgo grande pero algo más pequeño que el Greyhound. El cruce con el Greyhound continuó, llegando algunos de ellos a ser llamados Galgo Angloespañol.

Fue empleado en la cacería de liebres. Hoy en día, a pesar que los admiradores de la raza insisten que en su uso primordial debe de regresar a ser la cacería, es un verdadero perro de carreras.

MASCOTA:
De carácter muy noble. Claro, aquellos entrenados para las carreras o los cachorros que demuestren demasiado el instinto de correr, que ha sido tan deseado en sus cruces, debe de ser concedido un entrenamiento que acentúe las aptitudes de mascota y aminore las de perro de carrera. Si se logra, puede llegar a ser una maravillosa mascota.

Se adaptan fácilmente a la vida dentro de la casa. Aunque se le debe de proveer ejercicio frecuente, sin excesos. También se recomienda cepillarlo a menudo.

OTROS NOMBRES:
Al Galgo Español también se le llama “Lebrel Español”. En inglés se le conoce por “Spanish Greyhound”.


DESCRIPCIÓN
Las medidas varían entre las diferentes federaciones caninas del mundo. Presentamos cifras relativas que dan una idea del tamaño de la raza y su apariencia. Si desea exhibir su perro, consulte las medidas de la federación donde desea competir.

CABEZA:
Alargada, delgada.

OJOS:
Oscuros.

OREJAS:
Colocadas altas hacia atrás en la cabeza.

PELO:
Corto, pegada al cuerpo.

COLOR DEL PELO:
Los colores son castaño en varias tonalidades incluyendo castaño rojizo, blanco y negro. Es posible que sea de un solo color o combinaciones.

COLA:
Larga, de no mucho pelo.

ALTURA:
A la cruz o los hombros: Los machos miden unos 65 cm., logrando los 70 cm. Las hembras miden unos 60 cm.

PESO:
El peso de los machos es de 25 a 30 Kg . Las hembras pesan de 20 a 25 Kg .

LONGEVIDAD:
De unos 10 años.

Raza Dalmata: Origen , aspecto, salud

El Dálmata es el perro blanco de pintas negras que usualmente vemos en las películas. Realmente este perro se crió por lo atractivo que es, sobre todo cuando acompañaba a los coches de la aristocracia. Se dice que era un símbolo de estatus para la nobleza que un perro de estos corriera junto a los caballos que tiraban de su carruaje. En el presente se le considera un magnífico perro de compañía.


Originalmente, antes de ser empleado por los aristócratas en Inglaterra, se estima que acompañaba a los carruajes sirviendo como perro guardián. También se ha empleado como pastor, perro cobrador de aves, perro ratonero, perro de halar carrito, y en ocupaciones militares. Sobre todo fue la mascota de los bomberos y los establos. Después del libro por Dodie Smith escrito en 1956 y titulado “101 Dálmatas”, su popularidad en los programas y películas de cine y televisión corre a la par de su popularidad como mascota.

Dato curioso del Dálmata es que nacen sin las pintas. Los perritos recién nacidos son blancos. A la tercera semana comienzan a aparecer las pintas.

ORIGEN:
Siendo una de las razas más conocida, realmente no se sabe de donde en Europa proviene el Dálmata. Sí, su nombre implica que es de Dalmacia, pero tampoco se sabe que relación tiene el perro con esta localidad en la costa del mar Adriático. Se encuentra mención de este perro en la literatura desde el siglo XVII, y ya es frecuente en el próximo siglo en varios países, pero no se provee ninguna información con respecto a su origen y es que en ruinas que datan cinco mil años aparece la figura de perros con pintas, muy similares al Dálmata.

MASCOTA:
Este perro por más de un siglo sólo se ha empleado como mascota. Lo cual nos indica que ha de ser muy bueno en este oficio, y lo puede ser si es apropiadamente adiestrado. Requiere la atención del amo, de lo contrario le da por morder las cosas en la casa. Bueno con los niños de la casa siempre y cuando se respete al perro. Hace mejor en una casa con patio cercado. Esta raza de perros es magnífica como perro de compañía.

El Dálmata tiene un serio problema hereditario de sordera. En los Estados Unidos se estima que un 30% de los cachorros serán sordos de al menos un oído. Aun en camadas donde ninguno de los dos padres es sordo, pueden nacer cachorros que sí los son. A las cinco semanas de nacido ya se sabe si puede oír perfectamente o no. Lleve al cachorro al veterinario suyo para que le haga un reconocimiento médico antes de finalizar el trato de compra.

OTROS NOMBRES:
Al Dálmata en inglés se le conoce por “Dalmatian” y se le apoda “Dally”.

DESCRIPCIÓN

Las medidas varían entre las diferentes federaciones caninas del mundo. Presentamos cifras relativas que dan una idea del tamaño y apariencia de la raza. Si desea exhibir su perro, consulte las medidas de la federación donde desea competir.

CABEZA:
Entre las orejas, el cráneo, es achatado.

STOP:
El “stop”, parte frontal de la cabeza debajo de la frente, es moderado.

NARIZ:
Negra.

OREJAS:
Largas. Las mantiene caídas.

PELO:
Corto, denso, fino.

COLOR DEL PELO:
Blanco con pintas bien definidas de color negro o castaño rojizo oscuro (color hígado). Se prefiere que las pintas sean circulares y bien definidas; que no se unan y que no formen manchas muy grandes o desproporcionadas.

COLA:
Larga, ligeramente curvada. Ancha en la base, disminuyendo su espesor hacia la punta.

ALTURA:
A la cruz o los hombros: Los machos miden de 56 a 61 cm . Las hembras de 53 a 58 cm

PESO:
El peso es de 22 a 25 Kg

CAMADA:
Usualmente la camada es de cuatro a cinco cachorros. Se registran camadas de hasta quince cachorros.

LONGEVIDAD:
El Dálmata es un perro mediano y como tal tiene una longevidad media para un perro. Cuidado como debe de ser, debe de vivir unos catorce años.

Ahorra en la alimentación de tu mascota sin descuidarla

Dentro del cuidado de nuestras mascotas existen muchos factores que no podemos descuidar. El ejercicio y actividad de nuestro animal, el ...