Razas de perros: El Shar Pei | Enfermedades por las Arrugas | Origen

Denominación

El Shar Pei tiene como nombre oficial Chinese Sharpei ("Shar Pei chino").

Familia

Perro de caza y guarda de la famila de los Molosos. Catalogado como grupo II según la FCI.

Etimología

El nombre viene de dos ideagramas chinos: "sha", que significa "arena", y "pi", que significa "piel". Es decir "piel de arena". No se sabe si este nombre se le dio por la textura de su pelaje, por su tonalidad, o haciendo referencia a las dunas del desierto.

Historia

El origen del shar pei se remonta al siglo II, cuando reinaba la dinastía Hang en China. Se cree que su origen son el Mastín Tibetano y el Chow Chow, con quien comparte muchas similitudes (entre ellas la lengua azul).

Su origen es difícil de fijar ya que no existen documentos que nos indiquen con certeza la fecha de aparición de esta raza. Gran parte del material que podría habernos ayudado a contestar nuestras preguntas fue destruido por el Emperador Chin Shih alrededor del año 255 antes de Cristo.
El shar pei vive desde hace siglos en la costa meridional de China. Allí por muchos años fue utilizado por los campesinos chinos como perro pastor para custodiar el rebaño, para la caza del jabalí, y como perro guardián.
Se piensa que la extrema pobreza de la gente en China, a raíz de la guerra, y la dificultad de conseguir reservas de víveres, debilitó las razas y causó su deterioro a través de todo el territorio.
Al tomar el poder los comunistas en los años 40, los perros domésticos fueron considerados un lujo, lo que en principio significó la aplicación de fuertes multas a todos los poseedores de perros de cualquier raza. Posteriormente, en 1947, se decretó que los perros debían servir como alimento, para combatir el hambre de la población . Hacia 1950 sólo unos pocos ejemplares de Shar-Pei sobrevivían en Hong Kong y Macao.
En los años 60 un pequeño grupo de personas en Hong Kong da los primeros pasos a fin de preservar la raza ya casi en total extinción. Entre estas personas se destaca Matgo Law. Como primera medida iniciaron una recolección de Shar-Pei, llevándolos a Hong Kong de tal forma que un programa para restablecer la raza pudiera ser desarrollado.


Estos aficionados, temiendo que algún día Hong Kong pasara a formar parte de China, y que por tanto todos los perros tuvieran el mismo final que sus progenitores, decidieron salvar la raza exportándola fuera del país. Para ello escribieron a Marjorie Farnsworth, que era editora de una revista llamada Dogs, que recientemente había publicado un artículo sobre razas en extinción. En la carta, Matgo Law adjuntó fotografías y le detalló su programa. La carta terminaba con una petición de ayuda dirigida a los canófilos americanos. La publicación de la carta en la revista, junto con las fotos, supuso que el shar-pei encontrara su salvación definitiva.
Se dice que la historia de la raza puede comenzar con la dinastía Han en China (desde el 206 antes de cristo hasta el 220 después de Cristo), así pues, estamos hablando de una de las más antiguas razas existentes. Acerca del lugar de origen se habla de Dah Let (Tai Leh), en la provincia china de Tung, aunque otras hipótesis dicen que el lugar podría haber sido la provincia de Fushan. Existen estatuas de esta época que nos pueden hacer recordar a los Shar Pei con la cola curvada y con una expresión similar a la que nosotros conocemos en la actualidad, aunque vuelvo a repetir son solo hipótesis.
Acerca de las razas de las que el Shar Pei desciende tampoco se conocen con exactitud; se piensa con mucha certeza que el Chow-Chow es relativo al Shar Pei, en parte por su pigmentación en tono azul de su lengua. Habitualmente se dice que solo estas dos razas tienen esta característica, esto es erróneo ya que hay otras razas asiáticas no conocidas que también la tienen pigmentada, otro animal con este color de lengua es el oso polar. Se puede decir que el Shar Pei o uno de sus antecesores, como pudo ser el Dah-Let Fighting Dog, fue usado como perro de pelea, con poderosos colmillos suficientes para rasgar la piel de su oponente y con un pelo duro y grasiento para que fuera difícil de rasgar por su oponente; la cantidad y flexibilidad de la piel también sería difícil de sostener por la boca del rival; la cantidad de arrugas era importante, ya que demasiadas arrugas y la piel se desgarraría con facilidad, así como pocas arrugas no darían al animal la suficiente protección. También era importante el tamaño de las orejas, debía ser lo suficientemente grande para tapar el pabellón auricular, ya que unas orejas grandes beneficiarían a su rival.

Descripción

la linea de los shapeis actuales es llamada americana, son más pequeños, más gruesos, con arrugas más marcadas, de aspecto más pesado, el hocico más grueso y en general un pelo más largo. Su cabeza debe estar bien proporcionada, sin ser excesivamente grande, destacando en ella las arrugas de la frente. Estas arrugas son muy importantes y caracterizan la raza. Representan el signo chino de la longevidad y son como la garra de un dragón.
El cráneo ha de ser redondo y grande en su base, pero plano y ancho en la frente. El stop debe ser moderado, dando paso a una nariz grande y ancha, preferiblemente de color negro. El hocico debe ser ancho en su base y estrecharse ligeramente en la nariz. Los labios y la parte superior del hocico son carnosos y dan a veces origen a un pequeño bulto en la nariz. La dentadura completa no se permite la ausencia de ninguna pieza y ha de ser una mordida en tijera perfecta. Sus ojos oscuros, siendo indeseables los de colores claros, la función de los párpados no debe ser interrumpida por las arrugas. Las orejas pequeñas, con forma de triangulo, ligeramente redondeadas en las puntas, deben ir dirigidas hacia delante y pegadas a la cabeza.
El cachorro ha de tener su cuerpo lleno de pliegues. El adulto tiene arrugas en la cabeza y en la cruz y una hermosa papada. Su cuerpo debe ser cuadrado, con un pecho ancho y profundo, una espalda fuerte y recta, con una cola que será llevada en alto y curvada en una o dos vueltas, dejando al descubierto el ano, que estará dirigido hacia arriba. El pelo es muy corto, nunca más de 2 centímetros, nunca se le debe cortar; se permiten todos los colores con la condición que sea de un único color. El Shar Pei mide entre 48 y 58 cm, con un peso de 18 a 29 kilos.
Existe la creencia popular de que existe una sub-raza, llamada "minipei", que se considera un sharpei con permanente aspecto de cachorro, que no crece ni pierde sus arrugas. Esto no es así. Los ejemplares con esas características son sharpeis que no se han desarrollado correctamente y que en un concurso de belleza serían automáticamente eliminados.

Utilización

Se piensa que fueron utilizados también como perros de caza, en la de jabalí, así como también sirvieron como perros de guarda. En China cualquier perro que se use como guardián es denominado " Perro de Pelea" y también como perros de guerreros. Esto no nos debe llevar a engaño acerca del carácter del Shar Pei, así que la fama de estos perros de ser problemáticos es falsa, es más son muy leales y cariñosos. Actualmente es usado principalmente como perro de compañía.

Carácter

El Shar Pei se destaca por su temperamento sereno y equilibrado. Es un animal independiente y de un solo amo. Dependiendo del animal y su crianza, en ocasiones puede parecer autista. Su carácter se asemeja al de un gato, incluso en su manera de juguetear con los objetos mediante "zarpazos".
Revoltoso de cachorro, el shar pei puede ocasionar serios daños a determinados ambientes de la casa durante sus primeros años de vida, en especial a aquellos en los que abunde madera. Por eso es importantísimo que se canalice la tendencia a morder hacia mordedores o juguetes adecuados, así evitaremos que estropee el mobiliario.
Pero no se asuste potencial comprador, ya que entrado en la madurez su carácter cambia para bien y se vuelve menos "travieso" y más tranquilo y sedentario. Debido a esta tendencia al sedentarismo es importante para el dueño del shar pei que le propine un paseo al menos 3 veces al día y una adecuada alimentación. De no existir dicha actividad física es probable que aumente de peso. La actividad física también le proporciona un equilibrio psicológico al perro, aportando disciplina y gasto energético.
Muestra una ligera indiferencia ante los extraños, y desarrolla el papel de perro guardián a la perfección, aunque es muy fiel y cariñoso con la familia.
Su carácter algo obstinado, obliga a emplear métodos de adiestramiento en el que se debe erradicar el castigo físico, porque además de no obedecer se fomenta así su agresividad. Al cachorro de Shar pei se lo debe tratar con mucho cariño y tener cuidado en éstos métodos de entrenamiento ya que la violencia lo vuelve un perro inseguro y agresivo. Será fácil adiestrarlo con recompensas en forma de "golosina", galletas o alimentos que no toma a menudo.
En su relación con los demás animales manifiesta su actitud jerárquica, por lo que es sumamente importante la socialización desde cachorro, debe convivir con otros perros desde muy temprana edad, conocer a otros que no pertenezcan a la "manada-familia" y establecer lazos a la vez que normas para la convivencia.

Las Arrugas

Las arrugas son más abundantes cuando el shar pei es un cachorro, en la mayoría de los casos, a medida que el perro va creciendo se van perdiendo la mayor parte de las arrugas, y se conservan sólo las que están en la zona de la cabeza y el cuello. Concretamente les crecen las arrugas desde los 0 hasta los 5 meses y a los 8 meses tienen la forma que tendrán de adulto.

Enfermedades por las Arrugas:

Existe la creencia de que, debido a sus arrugas, el sharpei tiene tendencia a sufrir enfermedades dérmicas, pero esto no es así, pues la incidencia de dichas infecciones no es superior a la que se puedan dar en otras razas, no necesitando unas atenciones mayores que las de cualquier otro perro.
Una enfermedad frecuente de esta raza es el entropión, se produce cuando el borde del párpado se pliega o invierte en dirección hacia la superficie del ojo. El contacto y más aún el roce de las pestañas causa irritación característica del ojo y con el tiempo, ulceración y cicatrización de la córnea. Pese a no ser exclusiva de esta raza, sí tiene una incidencia superior a la media por el tipo de piel del animal y sus arrugas. Es especialmente frecuente en Sharpeis Americano, dándose también casos en los Sharpeis Chinos.
Una procedimiento recomendado en el caso de presentarse dicha enfermedad, es la suturación de los párpados a una edad temprana para prevenir el daño ocular, esto se hace en forma temporal ya que algunos ejemplares al terminar su desarrollo no requieren de la cirugía permanente que consiste en retirar pequeñas porciones de piel en los párpados superiores e inferiores del animal.

Referencia: http://es.wikipedia.org

Raza Rottweiler: Caracter Salud, sus cuidados

El rottweiler es un perro molosoide. La hembra pesa en torno a 40 kg y mide entre 56 y 63 cm hasta la cruz, considerándose óptima una altura entre 60 y 61 centímetros. El macho pesa en torno a 50 kilogramos y mide entre 61 y 68 cm, siendo deseable dentro del estándar que mida entre 65 y 66 cm, capaz de generar una presión en su mordida de 150 kg en el radio de su boca.

La longitud del tronco según el estándar de la Federación Cinológica Internacional no debería superar a la altura en más de un 15%. Esta se mide desde el esternón hasta la protuberancia isquiática.

La morfología de la cabeza es determinante en la evaluación de un ejemplar. Según el estándar alemán, la longitud del cráneo medida desde la punta del occipital hasta la esquina interior del ojo ha de ser de 8,5 a 13 cm en las hembras y de 9,5 a 15 cm en los machos. Además, la proporción entre el cráneo y el hocico ha de ser de 6 a 4 ó, dicho de otra manera, el 60% de la longitud total de la cabeza debe estar ocupada por el cráneo, dejando el 40% restante para el hocico.

No obstante, el estándar de la Federación Cinológica Internacional de abril de 2000 evita entrar en cifras, definiendo el cráneo como "de longitud media, ancho entre las orejas. Vista de lado, la línea frontal moderadamente arqueada. El hueso occipital bien desarrollado, sin exageraciones. Stop bien definido.", continúa dicho estándar sobre la región facial "nariz bien desarrollada. Más ancha que redonda con fosas nasales relativamente grandes. Trufa siempre negra". El hocico "en relación con el cráneo no debería parecer ni corto, ni alargado. Puente nasal recto, ancho en la base, moderadamente afilado."


Siguiendo con el estándar de la FCI los labios del rottweiler deben ser "negros, fuertemente adheridos, cubriendo la esquina de la boca, la encía lo más oscura posible.", sobre las mandíbulas "superior e inferior deben ser fuertes y amplias", sobre la dentadura "Fuerte, completa (42 piezas), con cierre en tijera -los incisivos superiores cierran cubriendo los inferiores-". Para las mejillas exige un "arco cigomático desarrollado". Los ojos han de ser "de tamaño medio, con forma de almendra, de color castaño oscuro, cerrando los párpados completamente unidos.", y las orejas "de tamaño medio, caídas, triangulares, muy separadas y de inserción alta. Con las orejas elevadas y adelantadas, el cráneo debe parecer más ancho." El cuello ha de ser "fuerte, de longitud moderada, bien musculado, ligeramente arqueado, límpio, libre de papada y sin piel colgante en la garganta."

Siguiendo el anterior estándar a menudo se les corta la cola cuando son cachorros, dejando tan sólo una o dos vértebras, si bien el estándar de la ADRK y de la FCI prohíbe la amputación de la cola desde el 2000, excluyendo el concurso de ejemplares sin cola en exposiciones. Sin embargo, es necesario aclarar que países como Canadá y EE.UU. siguen teniendo en su estándar la amputación de la cola.

Dentro de esta raza podemos encontrar dos líneas de crianza, la europea, considerada la original y la americana. La línea americana se caracteriza por ejemplares de mayor altura y cuerpos más estilizados, por el contrario, los perros de línea europea presentan un cuerpo más compacto y robusto con una menor altura.
Aunque el Rottweiler es una raza que se ha usado para labores de defensa, su trabajo y tipicidad requiere que sean descrito como amistosos, alegres, tranquilos, fieles, obedientes y con disposición al trabajo. En los últimos estudios de agresividad en las razas esta no estaba entre las diez primeras. Además el perro rottweiler se encuentra dentro de los diez perros más inteligentes, son perros de gran confianza y amabilidad puede alegrarse de que cumplirá el objetivo deseado.

Carácter


Un atributo importante que posee el Rottweiler es su adiestrabilidad. Es un perro muy inteligente y obediente, capaz de aprender muchas tareas. Su historia como pastor, como perro militar y de guarda y también como perro de obediencia y de exposición, habla muy bien de su versatilidad.

Los Rottweiler son ideales como protectores de la familia y de la propiedad. Acepta a todos los miembros de la familia y protegerá tanto al padre como al hijo. Los Rottweiler no suelen tener favoritos, aunque existen excepciones. Los Rottweiler tienden a ser individualistas, y esto es debido, una vez más, a que son criaturas listas y con discernimiento.

Su inteligencia "afecta" a su adiestrabilidad. Tal y como frecuentemente se dice de los gatos, son demasiado listos como para esperar a que se les repita una orden. Una vez la hayan ejecutado una o dos veces tal y como a usted le gusta, seguramente se cansarán del juego y buscarán una salida mejor. «¿Por qué insisten los humanos en hacer estas cosas tantas veces? Ya he captado la idea la primera vez y no era tan emocionante » parece que piensa el Rottweiler. Algunos ejemplares necesitan más ayuda que otros, pero siempre se requiere paciencia cuando se adiestra a un perro, sin importar de qué raza sea.

¿Está usted preparado y es apto para tener un Rottweiler? ¿Posee usted la resistencia física para lidiar con un perro tal? ¿Tiene usted tiempo que dedicarle a un perro que centrará en usted su atención y protección? Por favor, hágase estas preguntas si está pensando en compartir su vida con un rottweiler.

La salud de su Rottweiller


Los Rottweiler son, generalmente, perros sanos y activos. Los avances en la medicina veterinaria, al igual que los de la medicina humana, dan como resultado una mayor esperanza de vida, pero por lo que respecta a nuestras mascotas, ésta no es una hipótesis fiable. Los Rottweiler alcanzan su ancianidad alrededor de los 7 años, lo cual nos puede parecer una edad muy temprana para nosotros los humanos, que no nos jubilamos hasta los 60 o los 65 años. Para asegurar a nuestros Rottweiler la vida más larga y sana posible, debemos informarnos y proporcionarles los mejores cuidados. Esto empieza, por supuesto, con las visitas al veterinario y con una pauta de vacunaciones adecuada.

A finales de los 70 se describió por primera vez una enfermedad fatal llamada parvovirosis. Si bien hoy día se puede curar, sin las vacunaciones adecuadas, un diagnóstico temprano y un tratamiento instaurado rápidamente, puede ser mortal. Muchos criadores perdieron a cachorros valiosos durante los 80 y los 90 debido a esta temida enfermedad. Su veterinario le informará de la mejor pauta de vacunaciones, que generalmente comienza a las ocho semanas de edad, se repite periódicamente hasta los cuatro meses, a partir de ahí se vacuna cada seis meses hasta que el perro cumple los dos años. Las investigaciones indican que el sistema inmunitario de los Rottweiler es más débil que el de otras razas, así que es necesario un gran cuidado para protegerlos del parvovirus, al que, desgraciadamente parece ser muy susceptible.

Al igual que con la mayoría de las razas grandes, la displasia de cadera y la de codo se han cobrado ya algunas víctimas entre los Rottweiler. La displasia de cadera, descrita por primera vez como un problema serio en los Pastores Alemanes, ha dejado cojos o con graves deformidades a muchos Rottweiler. Como es un problema hereditario, no se debería hacer criar a ningún Rottweiler que dé positivo en las pruebas de la displasia de cadera. Su incidencia se ha reducido desde los 70, cuando era de alrededor del 30 %, pero aún hoy día aproximadamente el 20 % de los Rottweiler dan positivo a la enfermedad. Todavía peor: la incidencia de la displasia de codo es preocupantemente elevada, con un porcentaje del 40 al 50 % y se dan más casos en los machos que en las hembras. Los criadores deben someter a sus perros a las pruebas para los dos tipos de displasia antes de hacerlos criar. Hace años, a algunos campeones displásicos se les hizo criar mucho y, debido a ello, el número de cachorros enfermos era alarmante. Hoy día, los criadores los excluyen de sus programas de cría, sin importar sus valores positivos de morfología (belleza).

Hable acerca de la displasia con su criador. Ésta es la mejor manera de saber sus conocimientos acerca del problema. Un cierto número de criadores proponen que los factores ambientales también afectan a la displasia en el Rottweiler. Los que no usan moquetas antideslizantes en las parideras pueden agravar este problema. Cuando los cachorros tratan de dar sus primeros pasos y empiezan a resbalar sobre la superficie dura de la paridera, sus frágiles ligamentos y huesos pueden sufrir graves tensiones. Como ambos tipos de displasia se manifiestan cuando el Rottweiler es relativamente joven (antes de los 24 meses de edad en el caso de la displasia de cadera y antes de los 7 meses de edad para la displasia de codo), dicha teoría es creíble. Otros criadores creen que la dieta del cachorro puede afectar al desarrollo de la displasia y de otras enfermedades de los cartílagos como la osteocondrosis. Las dietas altas en calcio, proteína y grasa no deberían darse, ya que los Rottweiler son perros de crecimiento rápido que tienen el potencial de engordar excesivamente y de hacerlo rápidamente durante su crecimiento.

No nos olvidemos, hablando del tema, del ejercicio: no se debería permitir a los jóvenes Rottweiler armar trifulcas y saltar a lo loco mientras juegan, ya que estos ejercicios sin norma alguna pueden resultar en fisuras de los cartílagos y otras heridas que pueden incrementar el riesgo de padecer osteocondrosis, displasia de cadera o de codo.

Otro problema relacionado con los Rottweiler se conoce como torsión gástrica, al que los veterinarios se refieren también como dilatación gástrica. Los perros grandes de pecho profundo son los más susceptibles a ella. Se caracteriza por que el estómago se empieza a hinchar con el aire que el perro traga. Generalmente no es un problema que afecte a los cachorros, sino a los perros adultos o ancianos. Los que tienden a tragar vorazmente su comida y el agua, corren o juegan vigorosamente o que están estresados debido a otros factores son candidatos a padecer esa hinchazón.

En el peor de los casos, un perro cuyo estómago haya sufrido esa hinchazón morirá debido a la torsión del estómago, que provocará la detención del flujo del alimento hacia dicho órgano y también el suministro de sangre. Desgraciadamente, alrededor de un tercio de los perros que sufran este problema perecerán, aunque la asistencia veterinaria inmediata puede prevenirla. Muchos veterinarios y criadores hacen recomendaciones a los propietarios del Rottweiler sobre cómo ayudarles a prevenir la posible aparición de la hinchazón.

Ya que los Rottweiler esperan con ansia su hora de la comida, su excitación puede dar como resultado que la traguen o devoren. Usted debe refrenar esto tanto como le sea posible. Déle comidas más reducidas pero dos o tres veces al día. Puede usted colocar pelotas o juguetes para morder en el plato, para que así el perro se vea obligado a comer con estos objetos por en medio. Sírvale siempre comida seca que haya sido saturada con agua. Use algún tipo de plataforma para hacer que el plato de la comida quede a un nivel más alto. Retírele el agua durante la comida, pero déjela a su disposición durante el resto del día. No deje la comida que no haya tomado. Colóquela sólo a las horas de comer y retírela cuando el perro se aleje del plato. Programe las sesiones de ejercicio para que por lo menos pasen 90 minutos antes y después de cada comida. Estas sencillas sugerencias pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte para su amigo. Realmente es un precio muy bajo por todo lo que su Rottweiler le da en lo que a compañerismo, protección y diversión se refiere.

Otros problemas a comentar con su veterinario incluyen el hipotiroidismo, que es el problema hormonal que se da con más frecuencia en los Rottweiler, la osteocondrosis, una afección que se da en los perros jóvenes y en la que se ve afectado el cartílago; la estenosis aórtica, que es un defecto cardíaco congénito; la mielopatía degenerativa, que afecta a la médula espinal; la atrofia progresiva de la retina, que puede dar como resultado la ceguera; y la enfermedad de Von Willebrand, la enfermedad congénita sanguínea común y que afecta al factor de coagulación.

Esta lista puede parecer amedrentadora para el entusiasta del Rottweiler, pero si la presentamos aquí, no es para desalentar su interés en esta gran raza, si no más bien para animarle a cuidar con responsabilidad a estos animales. Seguramente, la lista de enfermedades que se dan en las personas sería igualmente descorazonadora. Sea un propietario responsable, infórmese y disfrute durante el mayor tiempo posible de la vida con su Rottweiler.

En España

En España se la considera una raza potencialmente peligrosa de perros por Real Decreto, por lo que para su posesión se debe obtener la "licencia para tenencia de perros potencialmente peligrosos" y registrarlo en el Registro Municipal de animales potencialmente peligrosos correspondiente.Una de las cosas que se exige para obtener esta licencia es poseer un seguro de responsabilidad civil a terceros.

Tambien te ineteresaria saber:

Referencia:
http://es.wikipedia.org
http://www.mundoanimalia.com/perro/Rottweiler/caracteristicas

Diversión al aire libre con tu cachorro

A estas alturas, es probable que haya empezado a llevar a su cachorro al parque o al campo. Esta es una magnífica etapa en la vida del cachorro, que le permitirá conocer otros lugares y le ofrecerá otro medio de estrechar lazos y de ampliar su confianza en usted. Hoy vamos a fijarnos en aspectos que conviene tener en cuenta desde el momento en que el ancho mundo empieza a formar parte de la vida cotidiana del cachorro. A continuación, ofrecemos algunas sugerencias sobre cómo aprovechar al máximo esta nueva experiencia.

La importancia del ejercicio diario

Es probable que el cachorro haya empezado ya a acostumbrarse a la correa. Quizá lleve tiempo, pero la práctica es fundamental. Es muy importante que el cachorro haga ejercicio con regularidad. Si se combina con una dieta adecuada, este le ayudará a desarrollar y mantener un buen tono muscular, así como a evitar el exceso de peso. La estimulación física no es la única ventaja: seguro que ya habrá advertido que la oportunidad de salir a dar un pequeño paseo tiene un efecto inmediato en la actividad mental del perro, puesto que la sola idea de salir de casa genera en él tanta excitación como ilusión. Recuerde también que es usted quien procura ese entretenimiento diario, y eso contribuye a consolidar su relación con el cachorro y a que reconozca su autoridad.


El ejercicio debe ser divertido


Aunque los paseos cotidianos reportan grandes ventajas para la salud del animal, lo que de verdad le gusta al cachorro es jugar; y, por lo general, eso implica correr. En un entorno adecuado, con espacio suficiente y exento de peligros, es lo mejor que puede hacer. Verá lo mucho que disfruta corriendo, explorando o saltando para atrapar una pelota. Sin embargo, recuerde que no debe utilizar nunca palos, ya que pueden tener astillas y el cachorro podría hacerse daño.
Perfeccionar sus habilidades puede requerir algo de tiempo, pero en última instancia resultará muy gratificante para ambos. Tenga presente que los ejemplares de algunas razas tienen una mayor tendencia natural que otros a ir en busca de los objetos que les lance, y que cada perro aprende a su propio ritmo. Por tanto, es posible que al principio sea usted quien tenga que ir a recoger los objetos. No olvide demostrarle su aprobación cuando vuelva con la pelota y se la entregue: eso convierte el juego en algo muy especial para él.

Intente también que nade. La mayoría de los perros se atreven con el agua de forma natural. Empiece en un lugar seguro que cubra poco; solo lo suficiente para que el perro no toque el fondo. Empezará a nadar con el característico estilo de los perros con el ansia de volver a pisar "tierra firme". Siga con esa práctica hasta que su mascota tenga la suficiente confianza para quedarse un ratito más y disfrutar del agua. Por descontado, siempre hay que estar atento y asegurarse de que el perro no se aleja ni se cansa demasiado.

Manténgase al mando

Como hemos comentado anteriormente, deberá asegurarse de que ha establecido un buen sistema de mando y respuesta antes de conceder mucha libertad al perro, ya sea en tierra o en el agua. Debe tener la seguridad de que va a hacerle caso cuando le llame. Si esa obediencia aún no está consolidada o tiene dificultades para que le atienda, ha llegado el momento de plantearse seriamente asistir a clases de adiestramiento de cachorros. No cabe duda de que valorará durante años la inversión que realice.
Tenga en cuenta que su cachorro está creciendo. Eso significa que sus huesos y sus músculos aún están en desarrollo. No le exija demasiado; necesitará meses para ir madurando y hacerse más fuerte, flexible y resistente. Hay actividades como pasear, correr y nadar que le ayudarán durante dicha maduración, pero debe ir ampliando la duración y la dificultad de los ejercicios de forma gradual.

Mantenga su interés y estimulación deteniendo la actividad antes de que el animal se agote o se aburra. Eso le ayudará a estar motivado la próxima vez y también contribuirá a que asuma que usted manda y decide cuándo empiezan y terminan el juego y el ejercicio.


Refuerzo del sistema inmunitario y digestivo


Al salir al exterior, expone a su cachorro a muchos más agentes potencialmente irritantes y dañinos, entre los que se encuentran distintos tipos de gérmenes y bacterias. Su sistema inmunitario aún se está desarrollando y adaptándose para defenderse de esas posibles agresiones, a las que inevitablemente tendrá que enfrentarse tarde o temprano, y que pueden traducirse en problemas digestivos o en una indisposición pasajera. Si esta circunstancia se prolonga más de un día o parece grave, es recomendable consultar al veterinario.
Por la sangre de un perro pueden llegar a circular hasta treinta mil millones de células inmunitarias. La dieta del cachorro también puede contribuir al desarrollo de este eficaz sistema inmunitario. Una dieta de alta calidad como Eukanuba Puppy & Junior o Adult contendrá nutrientes especiales que pueden ayudar a fortalecer sus defensas naturales a diario.

Entre estos se encuentran antioxidantes tales como las vitaminas A, C y E, así como carotenoides (como el betacaroteno), que limitan la peroxidación (o destrucción) de células sanas. Los ingredientes altamente digestivos de estas dietas también contribuyen a una digestión sana, en la que interviene fibra natural como la pulpa de remolacha.

Parásitos, pulgas y garrapatas

Los cachorros son curiosos por naturaleza y no se lo piensan mucho antes de tocar, olisquear, probar o comer cosas que en algún caso puedan sentarles mal. También entran en contacto con otros perros y distintos animales. Este tipo de contacto puede hacerles contraer pulgas. Los suelos contaminados también son un campo abonado para parásitos tales como tenias, anquilostomas y lombrices. Estos pueden ocasionar enfermedades graves si no se tratan a tiempo, por lo que debe mantenerse alerta.
Son síntomas habituales la diarrea, la presencia de sangre en los excrementos, la pérdida de peso, la sequedad del pelo, los vómitos y la pérdida de apetito. Afortunadamente, existen tratamientos eficaces y relativamente fáciles contra estos parásitos intestinales. Hable con su veterinario para saber qué síntomas debe buscar y para establecer un plan periódico de desparasitación con el fin de mantener la buena salud de su perro.

Es preciso prestar similar atención a la presencia de pulgas y garrapatas, que tarde o temprano buscarán hospedaje en su perro (especialmente en primavera y verano, cuando hay más cantidad). Además de ocasionar picor y rascado, pueden dar lugar a infección por parásitos, por lo que es necesario que las trate rápidamente. Su veterinario o el especialista de su tienda de mascotas podrán aconsejarle acerca de tratamientos efectivos.


Cómo aprovechar al máximo el tiempo al aire libre

Los ratos que pase al aire libre con su perro pueden resultar inolvidables para ambos, incluso cuando el clima no acompañe. Además, cuanto más ratos dedique a esta etapa temprana de socialización del cachorro, mayores serán las ventajas. Dedique tiempo a enseñarle a su cachorro cómo debe actuar y recompénsele en consecuencia. Recuerde que es joven y necesitará algún tiempo para aprender. Tenga paciencia.
A la larga, estrechará aún más sus lazos y consolidará su confianza, con y sin correa, además de su conducta en compañía de otras personas y con otros perros. Así, su cachorro ganará en aceptación social y podrán disfrutar juntos de muchos días de salidas.

El espolón, quinto dedo o "garra" en perros

El espolón, quinto dedo o "garra" aparece en las extremidades posteriores de ciertas razas. ¿La razón?, se dice que fueron concebidos, en un comienzo, como una respuesta de la naturaleza a las necesidades del ambiente, no son pocos las razas de perros que lo traen incorporados a sus patas como una forma de adherirse a las zonas geográficas accidentadas como montañas rocosas y nieve. Así, según algunos conocedores cinológicos, gracias al dedo supernumerario, El San Bernardo, El Mastín de los Pirineos y El Gran Pirineos , entre otros, han podido adherirse a su medio ambiente sin mayores complicaciones.

Estos grandes ejemplares ya no transitan frecuentemente por las montañas, ahora en vez de nieve conviven con la tierra y el pavimento de las ciudades. Por lo mismo, este dedo en vez de ser un aporte ha pasado a convertirse en un estorbo que puede ocasionar más de una molestia a nuestro perro.

El dedo supernumerario viene incorporado en algunas razas como sello de pureza ancestral. Sin embargo, debido al daño que este puede originar en el perro, el médico veterinario de la Universidad Austral, Renato Demarchi cuenta que, "hoy en día incluso los organismos cinológicos, como el Kennel Club, recomiendan extirpar estos dedos en Mastines y San Bernardo, pero si no se hace, aún pueden competir sin problemas, debido a que es característico de su especie".

Situación contraria es la de muchos Rottweilers y Ovejeros Alemanes, en los cuales, según su estándar, no se contempla la presencia de dedos supernumerarios. Eventualmente pueden nacer cachorros con esta malformación, y en ese caso, es imposible que sean aceptados en alguna competencia cinológica, pues no es propio de su raza.

Y ojo con eso, que la aparición del quinto dedo en las patas traseras es hereditario: si un padre o una madre lo tiene, alguno de sus cachorros, en alguna de sus camadas puede heredar esta malformación. Por lo mismo, y para no menoscabar sus ventas, muchos criadores extirpan con tijeras esta malformación a los pocos días de nacidas las crías, pero los futuros dueños desconocen esto y los problemas recién aparecen cuando sus regalones son padres y tienen su primera camada …

LAS CAUSAS PARA EXTIRPARLO

Sin lugar a dudas las complicaciones del dedo y los posibles accidentes dependerán de los hábitos que tenga "Boby". Ahora bien, si la idea es prevenir antes de curar… los veterinarios recomiendan extirpar este miembro —que muchas veces es más de uno en una misma pata- dentro de los 10 primeros días de nacido el cachorro ¿Las razones?:


• Mientras más pequeño más simple es el procedimiento.

• Los cachorro a esta edad tienen menos conciencia.

• El cachorro no sufrirá.

• Se disminuirá la posibilidad de infecciones, debido a que en este período el cachorro duerme prácticamente las 24 horas, por tanto, no camina ni se lame.

Para tener en cuenta: No es imperativo extraerlo si el perro ya tiene más de seis meses y no ha presentado dificultades como desgarro o encarnación de uña.



CONSECUENCIAS DEL DEDO SUPERNUMERARIO


• Desgarro: La principal consecuencias es el desgarro del dedo por poseer una estructura débil (no es hueso).

• Encarnación: El médico veterinario, doctor Juan Ignacio Rica, advierte que, "la uña del espolón jamás toca el suelo, por lo tanto, no se desgasta y se encarna", punto que es fundamentado también por el doctor Demarchi al señalar que la uña comienza a crecer en forma circular; se entierra en la piel y produce cojera por dolor e la infección de la zona, obligando a extraer "la garra".



LA OPERACIÓN

Si el perro presenta problemas a causa de estos espolones, o se quiere prevenir posibles complicaciones desde el nacimiento del cachorro, los especialistas recomiendan:


• Realizar la cirugía durante los diez primeros días de vida.

• Si el perro es muy inquieto conviene extirpar el dedo para evitar desgarros, que si son graves, pueden desencadenar un sangramiento que puede conducir hasta a una anemia aguda.

• Si la operación se hace cuando el cachorro es pequeño se usan anestésicos de corta acción, porque hay que ligar pocas y pequeñas estructuras: una arteria, una vena y un nervio y una desarticulación muy simple. La cirugía es corta, no dura más de 10 a 15 minutos. Pero, si el paciente ya es grande, la cirugía involucra el mayor desarrollo de todas estas estructuras, una mayor incisión y en el post quirúrgico conviene ponerle un collar isabelino para impedir que se lama e infecte la zona.

• Como en cualquier intervención, el perro quedará con puntos que deben ser vigilados para disminuir la chance de infecciones.

• Si el perro es operado dentro de los primeros días de vida, no tendrá conciencia del dolor y ni siquiera necesitará puntos, pues se cerrará y cicatrizará sola la herida.

Para tener en cuenta: La operación debe ser realizada por un médico veterinario, ya que sólo él podrá actuar en caso de ocurrir un imprevisto y salvaguardará la salud de su perro con medidas reales de higiene. Si lo anterior no le basta, entonces piense en su perro ya que sólo un Médico Veterinario podrá evitar que "Boby" sufra de más.




Las razas pequeñas tampoco están exentas de presentar esta atrofia. Muchos Yorkshire y Poodle poseen estos espolones en los que, si son inquietos, más de alguna visita al veterinario le acarrearán. Así, engancharse con los instrumentos mientras los bañan en las peluquerías caninas, no es una excepción a la regla. Muchos perros de estas razas sufren de desgarro en estas ocasiones, sin embargo, otras jamás presentan problemas. Eso sí, el quinto dedo en sus patas traseras es sinónimo de descalificación inmediata en cualquier competencia.



El dedo supernumerario deber ser extirpado para disminuir la posibilidad de futuros traumas, desgarros y problemas en la uña. Sin embargo, este procedimiento debe ser realizado en los primeros meses de vida del cachorro, para evitar que sea sometido a dolor y sufrimiento demás durante el período del post operatorio.


Hay que tener muy presente, los espolones que tienen los perros en la parte interior ya sea de las patas delanteras o traseras, o en ambas, ya que como no sufren desgaste alguno, pueden llegar a crecer demasiado, e inclusive atorarse en algo, pudiendo presentarse una lesión seria. Hay que recordar recortar las uñas de los espolones conjuntamente con las otras.




FUENTE: MEVEPA.CL

Ahorra en la alimentación de tu mascota sin descuidarla

Dentro del cuidado de nuestras mascotas existen muchos factores que no podemos descuidar. El ejercicio y actividad de nuestro animal, el ...