style="display:inline-block;width:728px;height:90px"
data-ad-client="ca-pub-6339662704495504"
data-ad-slot="5011751664">
Te puede interesar también
Cargando...

Como evitar que mi perro tire de la correa

domingo, marzo 25, 2012

¿Qué podemos hacer para mejorar los paseos y eliminar la tensión de la correa?

Como salimos a la calle es importante. Esperaremos unos pocos minutos a que nuestro perro este calmado. No le hablaremos, no le acariciaremos y nos moveremos despacio para colocarle la correa. Nos agachamos esperando que se acerque hasta nosotros para atarle. Por supuesto no le animéis ni le excitéis diciéndole ¡Vamos a la calle! Después no podrá caminar tranquilo si ya salió como una moto, muy excitado. Una buena opción es que no habléis en ese tiempo.


Usaremos una correa larga, olvidaros de correas cortas. El collar será normal, del nylon o cuero, o un arnés. NUNCA utilizaremos collares de pinchos o de ahogo. Son herramientas que sirven para causar DOLOR  a los perros. Pueden traer consecuencias en la salud o en el comportamiento de nuestro perro. Una correa larga favorece la no tensión. Recordad, no importa que nuestro perro vaya en un lado u otro, delante o atrás. Es su paseo, su tiempo. El día tiene muchas horas, y son unos minutos para ellos. No parece adecuado militarizar su tiempo. ¡Pero eso sí, en el pacto ellos deben renunciar a la tensión, ya no está permitido tirar de la correa!

Llevaremos muchos premios. Pequeños trozos de salchicha de Frankfurt suelen ser recompensas eficaces. Al salir de casa, podemos ir condicionando la salida a recoger y buscar un buen puñado de trocitos de salchicha que hemos esparcido por el suelo.
Es importante que nuestro perro descubra que hay muchas cosas interesantes en el perímetro de la correa. Permitir e inducir a olisquear seguro acaba convirtiéndose en una actividad más divertida que tirar de la correa. Además le sirve como estimulación mental, siempre útil para tratar o prevenir miedos o estrés.

Cada vez que la correa se tense en el paseo, simplemente nos detendremos. La tensión en la correa no es opción. No se consigue NADA. No hablaremos, no regañaremos, no miraremos. Simplemente no se avanza ni un milímetro. En el momento que se destensa un poco (No es necesario que el perro vuelva hasta nosotros, o se siente, nos sirve con que la tensión cese) seguiremos avanzando (¡Este es un gran premio!) El mensaje debe ser claro, el emisor es la correa. Cuando está tensa, no se avanza. Cuando está sin tensión, podemos llegar a muchos sitios interesantes. Es cuestión de paciencia para que nuestro perro se dé cuenta de ello.

De vez en cuando haremos una lluvia de premios por el suelo, cuando no hay tensión en la correa. Nuestro perro estará unos minutos buscando trocitos, seguimos enseñándole que pasan cosas muy buenas cuando no hay tensión en la correa.

Tened paciencia, empezareis a daros cuenta que la tensión es mucho menor y menos frecuente. No deis nunca tirones para que vuestro perro deje de tirar. Tampoco deis gritos ni le golpeéis.  Ello sólo conseguirá asustarle, que os vea como alguien impredecible y es posible que deje de tirar unos segundos, pero pronto volverá a hacerlo porque no entendió nada.

1 Comentarios :

  1. Anónimo31/7/12

    Hola me llamo Dani y tengo una perrita y un perro, mi perro le ladra a todo mas a las personas que van a nuestra casa y cuando salimos a pasear no pero a los perros si

    mi perrita cuando la sacamos a pasear se aloca se hace para atras jala la correa sol quiere correr sin correa pero se podri perder y tambien llevo premios y no los quiere hasta que lleguemos a mi casa

    Un consejo? Gracias

    ResponderEliminar

Gracias por dejarnos un Mensaje

 
Contacto