style="display:inline-block;width:728px;height:90px"
data-ad-client="ca-pub-6339662704495504"
data-ad-slot="5011751664">
Te puede interesar también
Cargando...

Viajar con tu perro: Transporte

jueves, julio 14, 2011
Según el transporte que utilicemos será indicado informarnos sobre las reglas a respectar con las compañias correspondientes (avión, tren, barcos etc...), considerando que en cada caso podemos encontrarnos con reglas diferentes. En la mayoría, los animales deberán viajar separados y  en jaulas,  cuyas medidas están marcadas por las compañias.
Es importante asegurarse que en todas las reservas se haga especifica referencia a que viajamos acompañados por una mascota y que la información de nuestro billete coincida con el de la jaula de la mascota. Es importante poner etiquetas y tarjetas en la jaula, donde figure una correcta información para la localización: "dirección, nombre, vuelo, y destino".

Si viajamos en coche es importante planear descansos cada tres horas al menos, teniendo en consideración el carácter del perro, sobre todo mayores, cachorros o si pertenece a razas braquicefálicas ( de morro chato), soportan menos el calor, por la característica forma de transpiración que tiene la especie canina. Como estos animales practicamente no sudan, son propensos a que su temperatura se eleve facilmente, padeciendo del temido "golpe de calor". 

Por esta razón planear su viaje en las horas frescas y sobre todo no dejar al animal en el coche cerrado aunque poco tiempo, son imperativos en los días de más calor. Algunos perros pueden sufrir mareos durante los viajes: podemos aliviar estos sintomas con fármacos específicos que nos aconsejará el veterinario.

Es importante evaluar si el perro se comportará bien durante el viaje, si está suficientemente acostumbrado. Si lo educamos desde cachorro a comportarse correctamente será todo, mucho más fácil. Es importante premiarlo cuando está tranquilo, evitando premiar comportamientos de excitación. Para que se acostumbre al coche debemos intentar que lo asocie a algo positivo, por ejemplo para ir al parque o a jugar. De esta forma no lo considerará un peligro y subirá sin problemas.

Refenercia: Revista Perros & compañiá

Os interesa saber tambien:    
Viajar con tu perro: Visita preventiva al veterinario antes de viajar  
Viajar con tu perro en coche 

0 Comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejarnos un Mensaje

 
Contacto