Te puede interesar también
Cargando...

Perro en casa: Un entorno seguro

martes, noviembre 23, 2010

Un entorno seguro 

 Cuando ya hayas escogido el que será tu nuevo cachorro, es bastante probable que aún no puedas llevártelo a tu casa de inmediato. Este tiempo puede parecerte una eternidad, pero puedes aprovecharlo para llevar a cabo todos los preparativos para el nuevo recién llegado. Incluso si acoges a un perro adulto, la casa y el jardín no será menos peligroso para él; por lo tanto, debes saber a lo que hay que poner atención. 



Seguridad en la casa

  • Coloca cerrojos de seguridad para niños en los armarios de la cocina situados a nivel del suelo, sobretodo si contienen productos de limpieza.
  • Oculta todos los cables eléctricos detrás de los muebles.
  • Algunos perros sienten predilección por el agua de los lavabos. Sé previsor y opta por un detergente no tóxico. (Aunque lo mejor es evitar que tu perro acceda a esta fuente de agua).
  • Los perros no poseen nuestro sentido de la altura y profundidad. Si vives en una construcción elevada o si tu perro tiene acceso a las ventanas y terrazas de un piso elevado, utiliza vallas de barrotes para evitar saltos o caídas accidentales.
  • Pon esteras o alfombras antideslizantes en el resbaladizo suelo de linóleo y suelos de parquet, donde tu perro puede desplazarse rápidamente. Una caída accidental al resbalar puede causar heridas graves como la rotura de los ligamentos cruzados.
  • Si acoges a un cachorro pequeño o a un perro de edad avanzada, puedes prevenir las caídas accidentales o lesiones graves si colocas una valla para niños en lo alto del hueco de la escalera. Aprovecha los transportines para perros y las vallas para niños para alejar a tu cachorro o perro mayor de las zonas potencialmente peligrosas donde no puedan estar vigilados.
  • Pon en alto o evita los tóxicos domésticos, principalmente las plantas tóxicas, los productos químicos corrosivos y los insecticidas de ambiente. Siempre que sea posible, utiliza productos “bio” alternativos.
  • Incluso en los espacios de interior pueden alcanzarse temperaturas extremas. Si tu perro tiene el pelo largo, córtaselo durante los meses de verano.

Mantén a tu perro alejado de las plantas peligrosas.

perros en casaHay muchas plantas, arbustos y árboles que son tóxicos para los perros. Evita de forma sistemática que tu cachorro mastique lo que encuentra por el jardín y ponte en contacto con el veterinario si mastica algo sospechoso. Si prefieres ir a lo seguro y sacar todas las plantas que sean tóxicas, solicita que te aconsejen en la jardinería o en el veterinario. Las plantas más corrientes a las que debes poner atención son las siguientes:  
Plantas de interior – Filodendro, muérdago, poinsetia
Plantas de jardín –Lila, azalea, junquillo, tomate, dedalera o digital, tejo, hortensia
Si tu perro se traga un trozo de una planta tóxica, dirígete de inmediato al veterinario llevando, si es posible, un ejemplar de la planta.

Seguridad exterior

Para los recién llegados los jardines puedes ser una atracción enorme, pero el exterior presenta múltiples peligros:
  • Tu jardín debe estar vallado completamente a una altura adaptada a la raza de perro que tienes (la mayoría de las razas medianas necesitan una valla de 1,80 m).
  • Comprueba que no hayan hoyos a través de los cuales tu cachorro pueda colarse y asegúrate de que la valla está bien enterrada en el suelo a una profundidad de 1m.
  • Controla periódicamente la valla del jardín para comprobar si necesita alguna reparación e implica a toda la familia en la vigilancia de las puertas de acceso.
  • Las piscinas y estanques también deben estar vallados o cubiertos cuando no se utilicen.
  • Si eres un jardinero entusiasta, ¡no olvides vallar tus petunias preferidas! Considera la construcción de una cubeta de arena o de un hoyo de tierra que tu cachorro pueda escarbar.
  • Si tu perro pasa una parte del día o de la noche en el jardín, ten previsto un lugar al abrigo del viento y el agua. Los días de temperaturas excesivamente altas o bajas, incluso los perros que viven en el exterior deben permanecer en el interior.
  • Pon siempre mucha atención al dar marcha atrás con el coche y comprueba que tu perro esté fuera de tu trayecto. Los cachorros a veces se excitan con el movimiento del coche; mantenlo entonces controlado cuando empieces a dar marcha atrás.
  • Algunos caminos y superficies de aceras pueden irritar sus patas. En invierno, si nieva, evita las rutas donde hayan echado sal y en verano, evita el caliente asfalto.
  • Retira escaleras o todo lo que tu perro pueda escalar, sobre todo si conducen a balcones o a tejados en terraza.
  • No utilices virutas de nuez de coco en el jardín en lugar de corteza porque son tóxicas para el perro.
  • Procura escoger plantas inofensivas para reducir el riesgo de envenenamiento y de irritación de la piel. En la jardinería deberían poder aconsejarte sobre las variedades que no representan ningún peligro. 

Referencia: www.purina.es

0 Comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejarnos un Mensaje

 
Contacto