Te puede interesar también
Cargando...

Alergias alimentarias en perros: causas, sintomas

lunes, noviembre 15, 2010

Alergias alimentarias

Aproximadamente un 10% del conjunto de alergias que se presentan en el perro se deben a una reacción a ciertos tipos de alimentación, y pueden manifestarse en cualquier momento de su vida. Lamentablemente, las alergias no siempre son fáciles de identificar. Cuando el perro manifiesta una reacción alérgica, produce unos anticuerpos que algunas veces, durante el test de alergia pueden descubrirse, pero los resultados son poco fiables. No se debe confundir alergia alimentaria e intolerancia alimentaria, que se caracteriza por la dificultad que muestra el perro en digerir algunos alimentos, y que puede provocar diarreas o vómitos. No existen test directos para las intolerancias alimentarias.

Causas

alergia alimenticia en perrosEl sistema digestivo del perro no está concebido para asimilar algunos alimentos que forman parte del consumo habitual de las personas, tales como el ruibarbo, la soja, la cebolla, las espinacas, la remolacha, o el maíz y las judías rojas poco cocinadas. Otras sustancias irritantes pueden encontrarse (por orden de frecuencia) en la carne de buey, los productos lácteos, el pollo, el trigo, los huevos de gallina, el maíz y la soja.

Síntomas

Los síntomas típicos de las alergias alimentarias son los siguientes:
  • Prurito en la piel.
  • Infecciones recurrentes en los oídos.
  • Rascado.
  • Caída del pelo.
  • Abrasiones cutáneas.
  • Vómitos.
  • Diarreas.

Diagnosticar las alergias

El método más eficaz para diagnosticar una alergia consiste en suprimir, durante 12 semanas, un alimento que forme parte de la dieta alimentaria del perro, y se reintroduce después, con el fin de comprobar si los síntomas persisten o no. Debido a que la mayoría de alimentos para animales se elaboran a base de buey, pollo, maíz y trigo, este método te ofrece una buena ocasión para ofrecer a tu perro alimentos que no conoce, como carne de caza y patatas, o el cordero y el conejo acompañados de arroz. Estos nuevos alimentos serán los únicos productos que tu perro podrá comer durante todo el periodo de la prueba, que se llevará a cabo bajo la supervisión del veterinario.

Después del periodo de prueba

Después de las 12 semanas de test, podrás reintroducir uno de los alimentos que figuraban antes en el menú de tu perro, como el pollo, los huevos o la soja, con el fin de verificar cómo reacciona tu perro a cada uno de ellos. Si los síntomas reaparecen al introducir uno de los alimentos en el menú, ¡habréis encontrado al culpable!

Referencia: www.purina.es

0 Comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejarnos un Mensaje

 
Contacto