Te puede interesar también
Cargando...

Raza Rottweiler: Caracter Salud, sus cuidados

lunes, agosto 30, 2010
El rottweiler es un perro molosoide. La hembra pesa en torno a 40 kg y mide entre 56 y 63 cm hasta la cruz, considerándose óptima una altura entre 60 y 61 centímetros. El macho pesa en torno a 50 kilogramos y mide entre 61 y 68 cm, siendo deseable dentro del estándar que mida entre 65 y 66 cm, capaz de generar una presión en su mordida de 150 kg en el radio de su boca.

La longitud del tronco según el estándar de la Federación Cinológica Internacional no debería superar a la altura en más de un 15%. Esta se mide desde el esternón hasta la protuberancia isquiática.

La morfología de la cabeza es determinante en la evaluación de un ejemplar. Según el estándar alemán, la longitud del cráneo medida desde la punta del occipital hasta la esquina interior del ojo ha de ser de 8,5 a 13 cm en las hembras y de 9,5 a 15 cm en los machos. Además, la proporción entre el cráneo y el hocico ha de ser de 6 a 4 ó, dicho de otra manera, el 60% de la longitud total de la cabeza debe estar ocupada por el cráneo, dejando el 40% restante para el hocico.

No obstante, el estándar de la Federación Cinológica Internacional de abril de 2000 evita entrar en cifras, definiendo el cráneo como "de longitud media, ancho entre las orejas. Vista de lado, la línea frontal moderadamente arqueada. El hueso occipital bien desarrollado, sin exageraciones. Stop bien definido.", continúa dicho estándar sobre la región facial "nariz bien desarrollada. Más ancha que redonda con fosas nasales relativamente grandes. Trufa siempre negra". El hocico "en relación con el cráneo no debería parecer ni corto, ni alargado. Puente nasal recto, ancho en la base, moderadamente afilado."


Siguiendo con el estándar de la FCI los labios del rottweiler deben ser "negros, fuertemente adheridos, cubriendo la esquina de la boca, la encía lo más oscura posible.", sobre las mandíbulas "superior e inferior deben ser fuertes y amplias", sobre la dentadura "Fuerte, completa (42 piezas), con cierre en tijera -los incisivos superiores cierran cubriendo los inferiores-". Para las mejillas exige un "arco cigomático desarrollado". Los ojos han de ser "de tamaño medio, con forma de almendra, de color castaño oscuro, cerrando los párpados completamente unidos.", y las orejas "de tamaño medio, caídas, triangulares, muy separadas y de inserción alta. Con las orejas elevadas y adelantadas, el cráneo debe parecer más ancho." El cuello ha de ser "fuerte, de longitud moderada, bien musculado, ligeramente arqueado, límpio, libre de papada y sin piel colgante en la garganta."

Siguiendo el anterior estándar a menudo se les corta la cola cuando son cachorros, dejando tan sólo una o dos vértebras, si bien el estándar de la ADRK y de la FCI prohíbe la amputación de la cola desde el 2000, excluyendo el concurso de ejemplares sin cola en exposiciones. Sin embargo, es necesario aclarar que países como Canadá y EE.UU. siguen teniendo en su estándar la amputación de la cola.

Dentro de esta raza podemos encontrar dos líneas de crianza, la europea, considerada la original y la americana. La línea americana se caracteriza por ejemplares de mayor altura y cuerpos más estilizados, por el contrario, los perros de línea europea presentan un cuerpo más compacto y robusto con una menor altura.
Aunque el Rottweiler es una raza que se ha usado para labores de defensa, su trabajo y tipicidad requiere que sean descrito como amistosos, alegres, tranquilos, fieles, obedientes y con disposición al trabajo. En los últimos estudios de agresividad en las razas esta no estaba entre las diez primeras. Además el perro rottweiler se encuentra dentro de los diez perros más inteligentes, son perros de gran confianza y amabilidad puede alegrarse de que cumplirá el objetivo deseado.

Carácter


Un atributo importante que posee el Rottweiler es su adiestrabilidad. Es un perro muy inteligente y obediente, capaz de aprender muchas tareas. Su historia como pastor, como perro militar y de guarda y también como perro de obediencia y de exposición, habla muy bien de su versatilidad.

Los Rottweiler son ideales como protectores de la familia y de la propiedad. Acepta a todos los miembros de la familia y protegerá tanto al padre como al hijo. Los Rottweiler no suelen tener favoritos, aunque existen excepciones. Los Rottweiler tienden a ser individualistas, y esto es debido, una vez más, a que son criaturas listas y con discernimiento.

Su inteligencia "afecta" a su adiestrabilidad. Tal y como frecuentemente se dice de los gatos, son demasiado listos como para esperar a que se les repita una orden. Una vez la hayan ejecutado una o dos veces tal y como a usted le gusta, seguramente se cansarán del juego y buscarán una salida mejor. «¿Por qué insisten los humanos en hacer estas cosas tantas veces? Ya he captado la idea la primera vez y no era tan emocionante » parece que piensa el Rottweiler. Algunos ejemplares necesitan más ayuda que otros, pero siempre se requiere paciencia cuando se adiestra a un perro, sin importar de qué raza sea.

¿Está usted preparado y es apto para tener un Rottweiler? ¿Posee usted la resistencia física para lidiar con un perro tal? ¿Tiene usted tiempo que dedicarle a un perro que centrará en usted su atención y protección? Por favor, hágase estas preguntas si está pensando en compartir su vida con un rottweiler.

La salud de su Rottweiller


Los Rottweiler son, generalmente, perros sanos y activos. Los avances en la medicina veterinaria, al igual que los de la medicina humana, dan como resultado una mayor esperanza de vida, pero por lo que respecta a nuestras mascotas, ésta no es una hipótesis fiable. Los Rottweiler alcanzan su ancianidad alrededor de los 7 años, lo cual nos puede parecer una edad muy temprana para nosotros los humanos, que no nos jubilamos hasta los 60 o los 65 años. Para asegurar a nuestros Rottweiler la vida más larga y sana posible, debemos informarnos y proporcionarles los mejores cuidados. Esto empieza, por supuesto, con las visitas al veterinario y con una pauta de vacunaciones adecuada.

A finales de los 70 se describió por primera vez una enfermedad fatal llamada parvovirosis. Si bien hoy día se puede curar, sin las vacunaciones adecuadas, un diagnóstico temprano y un tratamiento instaurado rápidamente, puede ser mortal. Muchos criadores perdieron a cachorros valiosos durante los 80 y los 90 debido a esta temida enfermedad. Su veterinario le informará de la mejor pauta de vacunaciones, que generalmente comienza a las ocho semanas de edad, se repite periódicamente hasta los cuatro meses, a partir de ahí se vacuna cada seis meses hasta que el perro cumple los dos años. Las investigaciones indican que el sistema inmunitario de los Rottweiler es más débil que el de otras razas, así que es necesario un gran cuidado para protegerlos del parvovirus, al que, desgraciadamente parece ser muy susceptible.

Al igual que con la mayoría de las razas grandes, la displasia de cadera y la de codo se han cobrado ya algunas víctimas entre los Rottweiler. La displasia de cadera, descrita por primera vez como un problema serio en los Pastores Alemanes, ha dejado cojos o con graves deformidades a muchos Rottweiler. Como es un problema hereditario, no se debería hacer criar a ningún Rottweiler que dé positivo en las pruebas de la displasia de cadera. Su incidencia se ha reducido desde los 70, cuando era de alrededor del 30 %, pero aún hoy día aproximadamente el 20 % de los Rottweiler dan positivo a la enfermedad. Todavía peor: la incidencia de la displasia de codo es preocupantemente elevada, con un porcentaje del 40 al 50 % y se dan más casos en los machos que en las hembras. Los criadores deben someter a sus perros a las pruebas para los dos tipos de displasia antes de hacerlos criar. Hace años, a algunos campeones displásicos se les hizo criar mucho y, debido a ello, el número de cachorros enfermos era alarmante. Hoy día, los criadores los excluyen de sus programas de cría, sin importar sus valores positivos de morfología (belleza).

Hable acerca de la displasia con su criador. Ésta es la mejor manera de saber sus conocimientos acerca del problema. Un cierto número de criadores proponen que los factores ambientales también afectan a la displasia en el Rottweiler. Los que no usan moquetas antideslizantes en las parideras pueden agravar este problema. Cuando los cachorros tratan de dar sus primeros pasos y empiezan a resbalar sobre la superficie dura de la paridera, sus frágiles ligamentos y huesos pueden sufrir graves tensiones. Como ambos tipos de displasia se manifiestan cuando el Rottweiler es relativamente joven (antes de los 24 meses de edad en el caso de la displasia de cadera y antes de los 7 meses de edad para la displasia de codo), dicha teoría es creíble. Otros criadores creen que la dieta del cachorro puede afectar al desarrollo de la displasia y de otras enfermedades de los cartílagos como la osteocondrosis. Las dietas altas en calcio, proteína y grasa no deberían darse, ya que los Rottweiler son perros de crecimiento rápido que tienen el potencial de engordar excesivamente y de hacerlo rápidamente durante su crecimiento.

No nos olvidemos, hablando del tema, del ejercicio: no se debería permitir a los jóvenes Rottweiler armar trifulcas y saltar a lo loco mientras juegan, ya que estos ejercicios sin norma alguna pueden resultar en fisuras de los cartílagos y otras heridas que pueden incrementar el riesgo de padecer osteocondrosis, displasia de cadera o de codo.

Otro problema relacionado con los Rottweiler se conoce como torsión gástrica, al que los veterinarios se refieren también como dilatación gástrica. Los perros grandes de pecho profundo son los más susceptibles a ella. Se caracteriza por que el estómago se empieza a hinchar con el aire que el perro traga. Generalmente no es un problema que afecte a los cachorros, sino a los perros adultos o ancianos. Los que tienden a tragar vorazmente su comida y el agua, corren o juegan vigorosamente o que están estresados debido a otros factores son candidatos a padecer esa hinchazón.

En el peor de los casos, un perro cuyo estómago haya sufrido esa hinchazón morirá debido a la torsión del estómago, que provocará la detención del flujo del alimento hacia dicho órgano y también el suministro de sangre. Desgraciadamente, alrededor de un tercio de los perros que sufran este problema perecerán, aunque la asistencia veterinaria inmediata puede prevenirla. Muchos veterinarios y criadores hacen recomendaciones a los propietarios del Rottweiler sobre cómo ayudarles a prevenir la posible aparición de la hinchazón.

Ya que los Rottweiler esperan con ansia su hora de la comida, su excitación puede dar como resultado que la traguen o devoren. Usted debe refrenar esto tanto como le sea posible. Déle comidas más reducidas pero dos o tres veces al día. Puede usted colocar pelotas o juguetes para morder en el plato, para que así el perro se vea obligado a comer con estos objetos por en medio. Sírvale siempre comida seca que haya sido saturada con agua. Use algún tipo de plataforma para hacer que el plato de la comida quede a un nivel más alto. Retírele el agua durante la comida, pero déjela a su disposición durante el resto del día. No deje la comida que no haya tomado. Colóquela sólo a las horas de comer y retírela cuando el perro se aleje del plato. Programe las sesiones de ejercicio para que por lo menos pasen 90 minutos antes y después de cada comida. Estas sencillas sugerencias pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte para su amigo. Realmente es un precio muy bajo por todo lo que su Rottweiler le da en lo que a compañerismo, protección y diversión se refiere.

Otros problemas a comentar con su veterinario incluyen el hipotiroidismo, que es el problema hormonal que se da con más frecuencia en los Rottweiler, la osteocondrosis, una afección que se da en los perros jóvenes y en la que se ve afectado el cartílago; la estenosis aórtica, que es un defecto cardíaco congénito; la mielopatía degenerativa, que afecta a la médula espinal; la atrofia progresiva de la retina, que puede dar como resultado la ceguera; y la enfermedad de Von Willebrand, la enfermedad congénita sanguínea común y que afecta al factor de coagulación.

Esta lista puede parecer amedrentadora para el entusiasta del Rottweiler, pero si la presentamos aquí, no es para desalentar su interés en esta gran raza, si no más bien para animarle a cuidar con responsabilidad a estos animales. Seguramente, la lista de enfermedades que se dan en las personas sería igualmente descorazonadora. Sea un propietario responsable, infórmese y disfrute durante el mayor tiempo posible de la vida con su Rottweiler.

En España

En España se la considera una raza potencialmente peligrosa de perros por Real Decreto, por lo que para su posesión se debe obtener la "licencia para tenencia de perros potencialmente peligrosos" y registrarlo en el Registro Municipal de animales potencialmente peligrosos correspondiente.Una de las cosas que se exige para obtener esta licencia es poseer un seguro de responsabilidad civil a terceros.

Tambien te ineteresaria saber:

Referencia:
http://es.wikipedia.org
http://www.mundoanimalia.com/perro/Rottweiler/caracteristicas

0 Comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejarnos un Mensaje

 
Contacto