Te puede interesar también
Cargando...

Diversión al aire libre con tu cachorro

lunes, agosto 23, 2010
A estas alturas, es probable que haya empezado a llevar a su cachorro al parque o al campo. Esta es una magnífica etapa en la vida del cachorro, que le permitirá conocer otros lugares y le ofrecerá otro medio de estrechar lazos y de ampliar su confianza en usted. Hoy vamos a fijarnos en aspectos que conviene tener en cuenta desde el momento en que el ancho mundo empieza a formar parte de la vida cotidiana del cachorro. A continuación, ofrecemos algunas sugerencias sobre cómo aprovechar al máximo esta nueva experiencia.

La importancia del ejercicio diario

Es probable que el cachorro haya empezado ya a acostumbrarse a la correa. Quizá lleve tiempo, pero la práctica es fundamental. Es muy importante que el cachorro haga ejercicio con regularidad. Si se combina con una dieta adecuada, este le ayudará a desarrollar y mantener un buen tono muscular, así como a evitar el exceso de peso. La estimulación física no es la única ventaja: seguro que ya habrá advertido que la oportunidad de salir a dar un pequeño paseo tiene un efecto inmediato en la actividad mental del perro, puesto que la sola idea de salir de casa genera en él tanta excitación como ilusión. Recuerde también que es usted quien procura ese entretenimiento diario, y eso contribuye a consolidar su relación con el cachorro y a que reconozca su autoridad.


El ejercicio debe ser divertido


Aunque los paseos cotidianos reportan grandes ventajas para la salud del animal, lo que de verdad le gusta al cachorro es jugar; y, por lo general, eso implica correr. En un entorno adecuado, con espacio suficiente y exento de peligros, es lo mejor que puede hacer. Verá lo mucho que disfruta corriendo, explorando o saltando para atrapar una pelota. Sin embargo, recuerde que no debe utilizar nunca palos, ya que pueden tener astillas y el cachorro podría hacerse daño.
Perfeccionar sus habilidades puede requerir algo de tiempo, pero en última instancia resultará muy gratificante para ambos. Tenga presente que los ejemplares de algunas razas tienen una mayor tendencia natural que otros a ir en busca de los objetos que les lance, y que cada perro aprende a su propio ritmo. Por tanto, es posible que al principio sea usted quien tenga que ir a recoger los objetos. No olvide demostrarle su aprobación cuando vuelva con la pelota y se la entregue: eso convierte el juego en algo muy especial para él.

Intente también que nade. La mayoría de los perros se atreven con el agua de forma natural. Empiece en un lugar seguro que cubra poco; solo lo suficiente para que el perro no toque el fondo. Empezará a nadar con el característico estilo de los perros con el ansia de volver a pisar "tierra firme". Siga con esa práctica hasta que su mascota tenga la suficiente confianza para quedarse un ratito más y disfrutar del agua. Por descontado, siempre hay que estar atento y asegurarse de que el perro no se aleja ni se cansa demasiado.

Manténgase al mando

Como hemos comentado anteriormente, deberá asegurarse de que ha establecido un buen sistema de mando y respuesta antes de conceder mucha libertad al perro, ya sea en tierra o en el agua. Debe tener la seguridad de que va a hacerle caso cuando le llame. Si esa obediencia aún no está consolidada o tiene dificultades para que le atienda, ha llegado el momento de plantearse seriamente asistir a clases de adiestramiento de cachorros. No cabe duda de que valorará durante años la inversión que realice.
Tenga en cuenta que su cachorro está creciendo. Eso significa que sus huesos y sus músculos aún están en desarrollo. No le exija demasiado; necesitará meses para ir madurando y hacerse más fuerte, flexible y resistente. Hay actividades como pasear, correr y nadar que le ayudarán durante dicha maduración, pero debe ir ampliando la duración y la dificultad de los ejercicios de forma gradual.

Mantenga su interés y estimulación deteniendo la actividad antes de que el animal se agote o se aburra. Eso le ayudará a estar motivado la próxima vez y también contribuirá a que asuma que usted manda y decide cuándo empiezan y terminan el juego y el ejercicio.


Refuerzo del sistema inmunitario y digestivo


Al salir al exterior, expone a su cachorro a muchos más agentes potencialmente irritantes y dañinos, entre los que se encuentran distintos tipos de gérmenes y bacterias. Su sistema inmunitario aún se está desarrollando y adaptándose para defenderse de esas posibles agresiones, a las que inevitablemente tendrá que enfrentarse tarde o temprano, y que pueden traducirse en problemas digestivos o en una indisposición pasajera. Si esta circunstancia se prolonga más de un día o parece grave, es recomendable consultar al veterinario.
Por la sangre de un perro pueden llegar a circular hasta treinta mil millones de células inmunitarias. La dieta del cachorro también puede contribuir al desarrollo de este eficaz sistema inmunitario. Una dieta de alta calidad como Eukanuba Puppy & Junior o Adult contendrá nutrientes especiales que pueden ayudar a fortalecer sus defensas naturales a diario.

Entre estos se encuentran antioxidantes tales como las vitaminas A, C y E, así como carotenoides (como el betacaroteno), que limitan la peroxidación (o destrucción) de células sanas. Los ingredientes altamente digestivos de estas dietas también contribuyen a una digestión sana, en la que interviene fibra natural como la pulpa de remolacha.

Parásitos, pulgas y garrapatas

Los cachorros son curiosos por naturaleza y no se lo piensan mucho antes de tocar, olisquear, probar o comer cosas que en algún caso puedan sentarles mal. También entran en contacto con otros perros y distintos animales. Este tipo de contacto puede hacerles contraer pulgas. Los suelos contaminados también son un campo abonado para parásitos tales como tenias, anquilostomas y lombrices. Estos pueden ocasionar enfermedades graves si no se tratan a tiempo, por lo que debe mantenerse alerta.
Son síntomas habituales la diarrea, la presencia de sangre en los excrementos, la pérdida de peso, la sequedad del pelo, los vómitos y la pérdida de apetito. Afortunadamente, existen tratamientos eficaces y relativamente fáciles contra estos parásitos intestinales. Hable con su veterinario para saber qué síntomas debe buscar y para establecer un plan periódico de desparasitación con el fin de mantener la buena salud de su perro.

Es preciso prestar similar atención a la presencia de pulgas y garrapatas, que tarde o temprano buscarán hospedaje en su perro (especialmente en primavera y verano, cuando hay más cantidad). Además de ocasionar picor y rascado, pueden dar lugar a infección por parásitos, por lo que es necesario que las trate rápidamente. Su veterinario o el especialista de su tienda de mascotas podrán aconsejarle acerca de tratamientos efectivos.


Cómo aprovechar al máximo el tiempo al aire libre

Los ratos que pase al aire libre con su perro pueden resultar inolvidables para ambos, incluso cuando el clima no acompañe. Además, cuanto más ratos dedique a esta etapa temprana de socialización del cachorro, mayores serán las ventajas. Dedique tiempo a enseñarle a su cachorro cómo debe actuar y recompénsele en consecuencia. Recuerde que es joven y necesitará algún tiempo para aprender. Tenga paciencia.
A la larga, estrechará aún más sus lazos y consolidará su confianza, con y sin correa, además de su conducta en compañía de otras personas y con otros perros. Así, su cachorro ganará en aceptación social y podrán disfrutar juntos de muchos días de salidas.

0 Comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejarnos un Mensaje

 
Contacto