Te puede interesar también
Cargando...

Revisiones médicas de mi cachorro

martes, julio 27, 2010
Al cumplir los seis meses de edad, es probable que el cachorro ya no tenga dientes de leche; estos habrán quedado sustituidos por la dentadura de adulto completa. Es posible que este periodo no haya sido muy agradable para su mascota (ni para usted). Durante este proceso, el perro se siente incómodo y busca cualquier cosa que pueda mordisquear o masticar. Consulte al veterinario si no está seguro de que su perro ya no tenga ningún diente de leche o si tiene dudas sobre la posición de los dientes de adulto. A partir de ahora, es muy importante mantener un buen nivel de higiene oral y proporcionar cuidados dentales frecuentes a su perro. Esto concierne a dos áreas principales: la dieta y la limpieza. Ocupémonos primero de la limpieza.

Además del pelo, cepille los dientes de su perro
Aproximadamente el 80% de los perros presentan problemas dentales antes de cumplir los tres años, de modo que cuidar los dientes de su perro es tan importante como atender a otros indicadores visibles de salud. Esta cifra no es sorprendente, ya que solo el 5% de los dueños cepillan los dientes de sus mascotas. Piense en sus propios dientes y cómo los cuida para mantener la higiene oral, la apariencia agradable de la dentadura y la eficacia de los dientes. El cachorro que tanto adora necesita los mismos cuidados.

Utilice un cepillo (o un cepillo dedal) y pasta de dientes especiales para perros. Si aún está acostumbrando a su mascota al cepillo, use primero los dedos para frotarle los dientes y las encías, y deje que olfatee y pruebe la pasta.

La importancia del cepillado
El cepillado es importante, ya que la formación de placa es la causa principal de los problemas dentales que suelen padecer los perros. Si se deja acumular, la placa se endurece y se convierte en sarro, lo que da lugar al mal aliento y a la inflamación de las encías (gingivitis). Sin el tratamiento adecuado y, a largo plazo, esto puede llevar a la pérdida de dientes y a las consiguientes dificultades para ingerir alimentos, entre otros problemas de salud.
El cepillado periódico (diario, a ser posible) constituye un buen hábito: permite mantener la formación de placa bajo control y reducir así el riesgo de aparición del sarro. Además, lleve a su mascota al veterinario para una revisión dental al menos una vez al año, preferiblemente cada seis meses.

¿Cómo puede ayudar la dieta?
Quizás le sorprenda saber que la alimentación que ofrece a su perro puede contribuir a la salud oral, así como al bienestar nutritivo general, siempre y cuando seleccione la dieta adecuada. Las dietas basadas en alimentos secos, como Eukanuba Puppy, ayudan a eliminar placa de los dientes mientras el cachorro mastica: los alimentos crujientes se rompen al contacto con los dientes y, mediante el roce, eliminan los depósitos. Junto con el cepillado y las revisiones dentales frecuentes, este tipo de alimentación puede ayudar a su cachorro a mantener la buena salud oral.

Dientes de carnívoro
Al tiempo que el cachorro reemplaza sus dientes de leche con la dentadura de adulto, reconocerá con mayor facilidad su condición de carnívoro. Sus poderosas mandíbulas sirven de soporte a dientes afilados como cuchillas, los molares carniceros, que actúan en un movimiento de tijera. La gran capacidad de agarre de las mandíbulas es perfecta para atrapar y sujetar a la presa, mientras que los dientes afilados son ideales para cortar la carne. Si alguna vez duda de la ascendencia carnívora de su perro, eche un vistazo a sus dientes.
Por este motivo, las dietas Eukanuba son ricas en proteína animal de calidad superior. Su perro (incluidos los dientes) está diseñado con el propósito de comer carne (proteína animal) y procesarla para extraer los máximos beneficios nutritivos de esta alimentación. Aunque su mascota ya no necesita salir a cazar la cena, Eukanuba le proporciona la proteína animal que necesita para funcionar de forma óptima, además de otros nutrientes que le ofrecen una dieta completa y equilibrada.

Otros indicios de madurez
A los seis meses de edad, es posible que su cachorro empiece también a mostrarse sexualmente activo. Si es macho, demostrará un comportamiento más agresivo y dominante, e intentará marcar territorios como propios. Si se trata de una hembra, pronto entrará en celo por primera vez, y podría quedar preñada si se permite el contacto con un macho.
Si no desea que su perro tenga cachorros, este es un buen momento para consultar al veterinario sobre castrar (si es macho) o esterilizar (si es hembra) a su mascota.

0 Comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejarnos un Mensaje

 
Contacto