style="display:inline-block;width:728px;height:90px"
data-ad-client="ca-pub-6339662704495504"
data-ad-slot="5011751664">
Te puede interesar también
Cargando...

Mi cachorro muerde todo: como evitarlo, Evitar que me muerda

martes, julio 27, 2010

Como evitar que Mi cachorro muerde todo

Aviso para los maestros: si la mitad de su clase de sexto grado llega a la escuela hoy jurando que sus perros le comieron las tareas, bueno, podría ser verdad, por lo menos en uno o dos casos jeje.

. Los cachorros tienen la mala fama de moder (de aquí el dicho) y morderán cualquier objeto desde carteras hasta muebles y papeles temáticos de Tom Sawyer. Su intención no es hacerlo enojar a usted (a pesar de que sabemos que probablemente deba contar hasta diez una vez que vea su maletín italiano descuartizado).

Como puede observar, los cachorros están simplemente siguiendo las instrucciones de la Madre Naturaleza. Están programados para cortar sus dientes y necesitan algo (o alguien) como ayuda.


Además, utilizan sus bocas como medio para explorar el entorno e incluso para aliviar tensiones. Muchos calman su aburrimiento de esta forma. Otros están hambrientos y desean sólo un bocadillo. Por lo tanto, ¿cómo lidiar con los hábitos del Sr. Mordedor imparable? Tenemos algunas ideas.  

Manténgalos ocupados.
Usted no dejaría solo a un niño de 2 años de edad en una habitación durante cinco horas, y se debe aplicar la misma norma en el caso de los cachorros. En muchas ocasiones, su mequetrefe peludo necesita estimulación física y cognitiva. Esto significa:

  • Proporcionarle varios juguetes para morder seguros u orejas de cerdo. Nunca les proporcione a los cachorros huesos de pollo, debido a que podrían fracturarse y causar un daño significativo a su salud.
  • Hacerlo realizar mucho ejercicio, incluso si esto implica contratar a un paseador de perros (de hecho, quizás a la larga haya ahorrado dinero al darse cuenta de que preservó su colección de tarjetas de béisbol).
  • Crear juegos que podrían hacerlo pensar. Intente jugar a atrapar cosas o esconda un bocadillo en una pelota hueca.
  • Atender sus necesidades de forma rápida a fin de que no se aburra.
  • Alimentarlo con comidas en intervalos periódicos a fin de que no comience a buscar comida.

Enséñe a su cachorro a "morder de forma inteligente"

Si morder es inevitable, deberá lograr que coma lo adecuado. A continuación, explicamos cómo hacerlo:
  • Elogie a su cachorro cada vez que muerda algún objeto asignado para él. De vez en cuando, refuerce este comportamiento proporcionándole un bocadillo comestible.
  • No confunda a su cachorro proporcionándole una vieja pantufla para morder y luego dándole una reprimenda cuando está comiendo los mocasines de su suegra. Los cachorros son efectivamente inteligentes, pero no pueden leer las etiquetas. Asegúrese de que sepa qué le pertenece a él y qué le pertenece a usted.
  • Rocíe los objetos que desea proteger con una solución antimordeduras comercial, que es un aerosol amargo y picante. Su cachorro morderá el objeto rociado una vez y no lo volverá a hacer.
  • Si su cachorro elige determinados objetos una y otra vez, simplemente retírelos durante un tiempo de ese lugar. Vuelva a colocarlos nuevamente en su lugar más adelante.
  • Si un objeto del gusto de su cachorro es demasiado grande para ocultarlo, por ejemplo, un sillón, intente moverlo a un lugar diferente con las esperanzas de que el cachorro se aferre a otro objeto.
  • En algunas ocasiones, las alarmas activadas por movimiento sirven como elemento disuasivo.
  • Intente utilizar trampas. Apile latas de gaseosas alrededor de la pata de la silla. El sonido ruidoso que hacen las latas cuando se las vuelca puede ser suficiente para ahuyentar a su cachorro para siempre de ese lugar. Advertencia: conocemos la historia de un Poodle que descubrió un escondite de gaseosas, se deleitó con las mismas haciendo agujeros en las latas y luego dispersó la bebida gaseosa por toda la sala de estar. Su hermano se refugió inteligentemente debajo del sillón.


Practique la disciplina inteligente

  • Se deberá reprender verbalmente a los cachorros a los que se los agarró con las manos en la masa seguido de un estímulo a masticar un juguete apropiado. Practique esto: "¡Ceci, no muerdas!" Luego, arrójele un hueso a su canino (o un trapo si es realmente inteligente).


Lo que no se debe hacer

  • Las reprimendas verbales solas pueden tener el efecto no deseado de enseñar al perro a morder a escondidas o a no morder nada, ni siquiera los juguetes, en su presencia.
  • Nunca dé palmadas, abofetee, patee o castigue de cualquier otra forma física a un cachorro. No sólo es un comportamiento desagradable por parte de usted, sino que podría existir el riesgo de que el cachorro tenga miedo a las manos o muerda por miedo.
Sí, morder no pasa de moda. Sin embargo, mirándole el lado positivo, tendrá el deseo y la motivación de patentar una goma de mascar para cachorros que lo convierta en multimillonario.

0 Comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por dejarnos un Mensaje

 
Contacto